1987: Galeria d’Art Chelsea (Manresa).

Tornar a les Crítiques

 

 La magia pende de la luz cuando la luz es magia.

Creo que la magia pende de la capacidad humana y no existe si no se hace. Lluís Sanz Torradeflot posee esta capacidad y la irradia en sus pinturas como éter cósmico y extasiante. Su contemplación es como respirar profundamente el Mediterráneo, con su murmullo y su placer. Con su atmosfera espesa y influyente.

Profundizar en la capacidad técnica de este artista es como trillar el trigo limpio; no hay dudas que despejar. Lluís Sanz Torradeflot emplea los sentimientos y sus obras se concluyen, por tanto, limpias y transparentes.

Coge la luz y la distribuye con sensible generosidad; vibrante y mansa. Profunda y cercana, pero siempre envolvente y justa en razón de la anécdota. Y así, es como la ilusión óptica que emana de las transparencias cromáticas, nos ofrece unas barcas sublimizadas; navegantes del reposo y guardianas del espacio. El aire pasa libre y mueve campos de tierra adentro y también, el polvo de una Castilla que surge en la colección testimoniando el poder de captación de un artista convincente.

Rafael L. Pozo

Gener 1987

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s